jueves, 29 de enero de 2015

AMNESIA ANTERÓGRADA

AMNESIA ANTERÓGRADA.

La siguiente entrada es sobre la amnesia anterógrada. A continuación, explicaré en qué consiste, sus causas, tratamiento y algunos consejos para prevenir los efecto de la amnesia.

En este enlace podrás encontrar un caso real. http://www.dailymotion.com/video/x9d1mi_amnesia-anterograda-jeremy_school


La amnesia anterógrada es un déficit de memoria selectivo que generalmente ocurre como consecuencia de un daño cerebral en el cual la persona presenta dificultades severas para almacenar la nueva información, al contrario, los recuerdos anteriores al daño se mantienen intactos.

Esta disfuncionalidad implica un daño grave en la memoria a corto plazo, lo cual puede hacer que ante la más mínima distracción, la persona olvide toda la conversación que acaba de sostener.

Sin embargo, lo más curioso es que algunas personas con este tipo de amnesia pueden aprender nuevas habilidades y hábitos, incluso aprender nuevos juegos o escribir en sentido inverso. Su daño solo afecta el almacenamiento de los hechos y eventos.

El daño cerebral usualmente está ubicado en el hipocampo y áreas del lóbulo temporal medio asociadas al mismo. ¿Por qué el hipocampo? La respuesta es muy sencilla, esta área actúa como un pasaje donde se almacenan los hechos de forma provisional hasta que pasan, generalmente, al lóbulo frontal. El hipocampo sería algo parecido al almacén de la memoria a corto plazo, si este almacén no permite contener la información, entonces será imposible establecer los recuerdos. Los daños en el hipocampo y las zonas adyacentes suelen ser consecuencia de un accidente cerebrovascular, un aneurisma, epilepsia, encefalitis, hipoxia o envenenamiento por monóxido de carbono, aunque también se observa en los estados iniciales de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

                

No obstante, la amnesia anterógrada también puede ser producida por daños en el cerebro basal anterior, un grupo de estructuras que producen la acetilcolina, un componente esencial que nos permite almacenar la información nueva. La forma más común de daño que afecta esta zona son los aneurismas.

Finalmente, la amnesia anterógrada también puede presentarse como consecuencia de un daño en el diencéfalo. Aunque vale aclarar que actualmente no se maneja mucha información sobre la explicación de base. El Síndrome de Korsakoff es una de las patologías que incluye la amnesia anterógrada y presenta daños en esta estructura cerebral.

Probablemente el caso real de amnesia anterógrada más conocido mundialmente sea el de Clive Wearing, un músico británico que desarrolló este trastorno en su forma más severa a partir de una encefalitis. Concretamente, su memoria solía durar entre 7 y 30 segundos. A la vez, recordaba pocos detalles de su vida anterior y de carácter muy general aunque nunca olvidó el amor que sentía por su esposa. Una de las habilidades que se mantuvo intacta fue tocar el piano; no obstante, una vez que terminaba la composición musical, inmediatamente olvidaba que la había tocado. En este caso las áreas afectadas eran el hipocampo, el lóbulo temporal y el frontal por lo que también tenía dificultad en controlar sus emociones pero al mantenerse intacto su cerebelo, podía recordar cómo tocar el piano. Como su memoria era tan corta en el tiempo, los consecuentes recordatorios escritos que se le recomiendan llevar a cabo a las personas que sufren de este trastorno en Clive eran totalmente inoperantes ya que, terminándolos de escribir, los olvidaba por completo.



Causas de la amnesia anterógrada


En general la causa de este trastorno de la memoria se debe a daños cerebrales en los que la información no se almacena en el cerebro. Al decir “daños cerebrales” se hace referencia a:

Lesiones en el hipocampo y zonas adyacentes (fórnix, núcleos talámicos anteriores). Mayoritariamente estos trastornos de la memoria son el resultado de la pérdida de funciones cerebrales a causa de la falta de riego sanguíneo a una determinada zona del cerebro. Estos accidentes cerebrovasculares pueden ser entre otros, hipoxia, ictus cerebral o apoplejía.

Alteraciones en partes del cerebro basal anterior. Este conjunto de estructuras cerebrales son las encargadas de producir acetilcolina. La ACh es el neurotransmisor con el que funciona la memoria.

Lesiones en cerebro medio. Es en el mesencéfalo donde se encuentran los circuitos neuronales responsables de la memoria. Un ejemplo sobre estos tipos de lesiones cerebrales es el Síndrome de Korsakoff.

Enfermedades neurodegenerativas. Por ejemplo, el mal de Alzheimer y su degeneración neuronal.

Raramente la pérdida de memoria a corto plazo se debe a un trastorno cerebral aislado aunque estas alteraciones de la memoria también pueden surgir a consecuencia de golpes o traumatismos craneoencefálicos.


Amnesia anterógrada alias memoria de pez

La capacidad de memoria de un pez dura apenas 3 segundos “de ahí que cuando una persona tiene poca memoria retentiva se le dice que tiene memoria de pez”.

En una memoria anterógrada las cosas nuevas que ocurren no se almacenan ni pasan a una memoria a largo plazo es decir que la persona afectada puede escuchar, leer o memorizar algo pero a los pocos segundos no se acuerda.

Realmente el problema no se encuentra en la memoria a corto plazo sino en el “no poder” memorizar a largo plazo.



Tratamiento de la amnesia


Algunas de las formas de amnesias existentes son incurables, sobre todo aquellas que están asociadas a alteraciones del cerebro, ya sea por malformación congénita o adquirida por traumatismo craneoencefálico; en otras ocasiones, los efectos suelen desaparecer de forma espontánea en poco tiempo, tal y como en el caso de la amnesia global transitoria con una duración inferior a 24 horas.

Dependiendo del tipo de amnesia que se sufra se aplicará un tratamiento u otro, en algunos casos se requiere una mayor supervisión médica para mantener controlado el colesterol o la presión arterial; en otros se deberá intervenir en la causa tratando directamente la enfermedad, como en el caso del tiroides, el hígado o el riñón.

En otros pacientes es importante aplicar terapia ocupacional, en la que se enseña a la persona a desarrollar estrategias que le ayuden a compensar su pérdida de memoria, de forma que pueda llevar una vida normal, para lo cual empleará estrategias de organización de la información, e incluso herramientas tecnológicas como PDAs o notebooks que le ayuden a recordar citas y eventos importantes.

La psicoterapia está más indicada para aquellos casos en que existe un importante componente psicológico implicado, tal y como ocurre en la amnesia lacunar, donde un evento estresante o traumático provoca la imposibilidad parcial o total de recuperar información. El caso más extremo sería la amnesia disociativa, en la cual la persona es incapaz de recordar información personal relevante.

Además, es importante contar con la colaboración de familiares que convivan con la persona que sufre de amnesia para que les sirvan de apoyo en los momentos de desconcierto, así como para paliar las limitaciones que le pudiese provocar. También es bueno participar en grupos de ayuda donde liberar las preocupaciones y tensiones emocionales que provoca dicho trastorno
.

Consejos para prevenir los efectos de la amnesia.

Al igual que en cualquier otro músculo, la salud del cerebro depende mucho de la cantidad y calidad de lo que le hagamos trabajar. Entre los consejos útiles para tener una adecuada memoria, previniendo de ésta forma la aparición de algunos casos de amnesia, estarían los siguientes:
  • Procura mantenerte ocupado en múltiples actividades que impliquen salir a la calle y relacionarte con otros, pues de ésta forma estarás ejercitando buena parte de tu memoria.
  • Trata de dormir aproximadamente ocho horas diarias, ya que son las que requiere tu cerebro para archivar los recuerdos de ese día.
  • Evita las situaciones de estrés, pues alteran el normal funcionamiento del cerebro y con ello el de la memoria.
  • Trata de llevar una vida saludable, sin excesos, comiendo habitualmente verduras y con ejercicio físico moderado, como el caminar, ya que eso alargará no sólo la salud de tu cerebro sino tu vida en sí.

Finalmente en los siguientes enlaces podrás ver varias presentaciones y un vídeo sobre la amnesia anterógrada.




María Sánchez Sánchez.
2º Bachillerato C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario