jueves, 5 de febrero de 2015

CURVA DEL OLVIDO DE EBBINGHAUS.


CURVA DEL OLVIDO DE EBBINGHAUS.

La curva del olvido ilustra la pérdida de retentiva con el tiempo. Un concepto relacionado es la intensidad del recuerdo, que indica cuánto se mantiene un contenido en el cerebro. Cuanto más intenso sea un recuerdo, más tiempo se mantiene. Un gráfico típico de la curva del olvido muestra que normalmente en unos días o semanas se olvida la mitad de lo que hemos aprendido, a no ser que lo repasemos.


Fue Ebbinghaus (1885) el primero en estudiar de forma sistemática la perdida de información en la memoria como efecto del paso del tiempo, definiendo la que se conoce como la curva del olvido.


Él mismo fue el sujeto de sus investigaciones, y el estudio consistió en aprender listas de trece sílabas que repetía hasta no cometer ningún error en dos intentos sucesivos. Posteriormente, evaluó su capacidad de retención con intervalos entre veinte minutos y un mes. Los resultados encontrados mostraron que el olvido se producía ya incluso tras los intervalos más cortos, y que se incrementaba a medida que pasaba el tiempo, mucho al principio y más lentamente después, en una función logarítmica. La tasa de olvido para cada periodo fue estimada utilizando el método de los ahorros,consistente en medir el tiempo que tardaba en reaprender la lista en cada intervalo, de forma que cuantos más ensayos necesitaba para volver a aprenderla mayor era el olvido. Ebbinghaus intentó explicar por qué se producía el olvido proponiendo varias teorías. La primera afirmaba que las huellas de memoria se deterioraban por el paso del tiempo por erosión, como le ocurre a una montaña, de forma que “las imágenes persistentes sufren cambios que afectan cada vez más a su naturaleza” , es la conocida como teoría del decaimiento de la huella. Otra posible explicación sería la teoría de la interferencia , según la cual “las imágenes anteriores están cada vez más superpuestas, por así decir, y cubiertas por las posteriores”. Por último la teoría de la fragmentación que suponía “el desmenuzamiento y la pérdida de distintos componentes antes que un oscurecimiento”, en el marco de la teoría multicomponente de la huella de memoria (Bower, 1967).



El psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus estudio durante 30 años la perdida de la retentiva en el tiempo, y determino que el olvido de una información o un conocimiento ocurre de manera progresiva, esta teoría trata una idea relacionada con la intensidad del recuerdo, de la memoria, y explica cuanto tiempo se puede conservar un contenido o una información en la memoria si no se ejercita suficientemente, repasándola y refrescándola. Dicho en otras palabras, mientras mas intensa y significativa sea la experiencia con la que produces un recuerdo, mas tiempo se mantendrá en el tiempo.El experimento consistía en lo siguiente: Ebbinghaus probó su retención en varios intervalos después de aprender. En realidad, quería asegurarse de que no se dejaría influir por el aprendizaje previo, así que memorizaba silabas sin sentido, palabras de tres letras carentes de significado como CEF, WOL y GEX, de esta manera, Ebbinghaus se aseguraba de no relacionar ninguna palabra con algún factor externo ya conocido, forzando a la memoria a aprender nueva información.Fue así como Ebbinghaus trazo una curva del olvido, un diagrama con el cual se muestra cuanta información se retiene con el transcurso del tiempo, debido a que su trabajo fue realizado con gran eficacia, los resultados siguen siendo validos hoy.

¿Merece la pena reaprender o estudiar de nuevo el material? 

Sí, porque cuando estudiamos algo o viajamos a un lugar, una vez que pasa un cierto tiempo, normalmente se nos olvida. Sin embargo, si lo volvemos a reaprender o repasar nuestro cerebro empieza a recordar de nuevo lo que aprendimos o percibimos al estudiar algo o al volver al mismo sitio donde viajamos.




A continuación, pondré algunos enlaces relacionados con la curva del olvido.





María Sánchez Sánchez.
2º Bachillerato C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario