lunes, 23 de febrero de 2015

TERCERA TAREA DE COMPRENSIÓN.


Señala los criterios para el diagnóstico del retraso mental.


1. Capacidad intelectual significativamente inferior al promedio: un C.I. aproximadamente de 70 o inferior en un test de C.I. administrado individualmente (en el caso de niños pequeños, un juicio clínico de capacidad intelectual significativamente inferior al promedio).

2. Déficit o alteraciones concurrentes de la actividad adaptativa actual (esto es, la eficacia de la persona para satisfacer las exigencias planteadas para su edad y por su grupo cultural), en por lo menos dos de las áreas siguientes: comunicación, cuidado personal, vida doméstica, habilidades sociales/interpersonales, utilización de recursos comunitarios, autocontrol, habilidades académicas funcionales, trabajo, ocio, salud y seguridad.

3. El inicio es anterior a los 18 años.


Busca información sobre la Inteligencia Emocional, realiza un pequeño resumen. Explica tu opinión sobre la Inteligencia emocional.


La inteligencia emocional agrupa al conjunto de habilidades psicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender las de los demás, y utilizar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.
El concepto de inteligencia emocional fue popularizado por el psicólogo estadounidense Daniel Coleman y hace referencia a la capacidad para reconocer los sentimientos propios y ajenos.

Para Coleman, la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales.

La inteligencia emocional tiene una base física en el tronco encefálico, encargado de regular las funciones vitales básicas. La amígdala cerebral y el hipocampo también resultan vitales en todos los procesos vinculados a la inteligencia emocional.

Es importante dejar patente que aquella persona que cuente con importantes niveles de inteligencia emocional es un individuo que gracias a la misma consigue los siguientes objetivos en su relación con los demás:
• Que quienes le rodean se sientan a gusto con él.
• Que al estar a su lado no experimenten ningún tipo de sensación negativa.
• Que confíen en él cuando necesiten algún consejo tanto a nivel personal como profesional.

Por los importantes beneficios y ventajas que tiene cualquier persona que dispone de inteligencia emocional, muchos son los estudios que se han llevado a cabo hasta el momento. Algunos de ellos vienen a dejar patente que entre las señas de identidad que más identifican a quienes la poseen, se encuentran las siguientes:
• Huyen de la monotonía, intentan en todo momento buscar alternativas para tener una vida más plena y feliz.
• Son firmes cuando así se requiere.
• Siempre miran hacia adelante a la hora de seguir viviendo.
• Les encanta estar aprendiendo continuamente.

A diferencia de lo que ocurre con el cociente intelectual no existe un estudio que permite medir la capacidad o el grado de inteligencia personal de un sujeto. En este sentido, la apreciación de esta habilidad es más bien subjetiva.

Mi OPINIÓN respecto de la inteligencia emocional es bien sencilla, basta con decir que me resulta un componente esencial en la vida de cualquier individuo y, sin duda alguna, uno de los más importantes, sino el que más. Avanzo sobre la línea trazada ya por muchos filósofos y especialistas, que postularon que el hombre era un ser social, así, como principio de todo: social y político (que viene a ser lo mismo). Y la capacidad que hace posible esta sociabilidad, en mayor medida, es la inteligencia emocional, o sea, la capacidad de comunicar, expresar y empatizar.
Finalmente, pienso que todo hombre o mujer cumple con su naturaleza humana cuando hace uso de la máxima inteligencia emocional que tiene a su alcance.



Si tras realizar un test de inteligencia te dijeran que posees un CI de 100, pensarías que eres: Muy inteligente, poco inteligente o normal.

Cien, según los estudios, se supone que es un coeficiente intelectual alto, pero en la media, así que supongo que no me consideraría ni muy inteligente ni su contrario. 
Sin embargo, no creo que este razonamiento sea correcto, ya que hay muchos tipos de inteligencia y tener un CI bajo, puede compaginarse con un nivel elevado de cualquiera de las demás.


Reflexiona sobre la influencia de los factores genéticos o ambientales en la inteligencia.


Cierto que es que nacemos con unas capacidades limitadas, cada uno con las suyas propias, lo que serían los factores genéticos. Pero, a mi entender, yo creo que la inteligencia es una capacidad que se puede desarrollar y mejorar, es decir, no es algo fijo e inamovible. Y aquí es donde tienen mayor peso los factores ambientales. Me explico. Dependiendo de la sociedad, familia, grupo de amigos, país, etc. en el que uno viva, podrá desarrollar más o menos su inteligencia. Así, si nazco en una familia que valora mucho el estudio, la constancia, el esfuerzo... , esos valores me serán transmitidos y yo podré desarrollar más mi inteligencia. Del mismo modo, si crezco en un país pobre, donde no recibo educación y no tengo oportunidad alguna de ir a la escuela, no podré progresar sobre mis facultades mentales y, por tanto, mi inteligencia no avanzará, se quedará estancada, tal y como surgió.

En conclusión, mi punto de vista con respecto al tema forma una balanza entre factores genéticos y ambientales, que se decantará de manera diferente en cada persona, siendo más común el desequilibrio hacia el lado segundo, aunque insalvable para algunos el del lado primero.


¿Se puede incrementar la inteligencia? Razona tu respuesta.



Como ya he respondido a esta pregunta de forma esparcida por las anteriores, haré una síntesis:

La inteligencia, a mi parecer, se puede incrementar, mediante el ejercicio y la práctica de la rama que se quiera aumentar. Así, por ejemplo, una persona que quiera incrementar su inteligencia emocional, lo único que tiene que hacer es pasar más tiempo con los demás, de este modo, aprenderá mejor cuáles son sus sentimientos y cómo manejar los suyos propios. En la repetición está el gusto, dicen. Por otra parte, el que quiera aumentar su cociente intelectual no tiene más que realizar ejercicios de ingenio, resolución de problemas, etc., y ya verá que, con tiempo, el objetivo se alcanza.

Lo que está claro, fundamentalmente, es que nadie podrá incrementar su inteligencia sin esfuerzo y perseverancia, pues quien algo quiere, algo le cuesta.


*Enlaces interesantes para una mejor comprensión de lo leído:
Sobre los tipos de inteligencias---> https://prezi.com/hq-gquiybdor/tipos-de-inteligencia/

Carla Alejandre Villalbos      2º Bachillerato B

No hay comentarios:

Publicar un comentario