martes, 24 de marzo de 2015

SOBRE CONCEPCIONES DE LA SEXUALIDAD, ACTIVIDAD 2.

Busca información sobre lo que piensan los siguientes psicólogos sobre la sexualidad.

FREUD

"Al principio de placer le sobreviene el principio de realidad". 


Para abordar este vasto tema, debemos considerar, primero, que Freud afirmó que existen tres grandes fuentes de donde proviene nuestro penar, y que debido a ellas tenemos que sacrificar nuestra satisfacciones pulsionales, a saber: la hiperpotencia de la naturaleza, la fragilidad de nuestro propio cuerpo y la insuficiencia de las normas que regulan los vínculos entre los seres humanos. En un momento dado, Freud, considera este último de origen natural: la naturaleza psíquica; es también este último a la que denominamos cultura, entidad que nos impone restricciones a nuestras exigencias pulsionales y que nos ha proporcionado el sentimiento de culpa.

Desarrollaremos el tema viendo las distintas fases de la sexualidad desarrollados por Freud:


Fase Oral: 

El ser humano llega a este mundo trayendo consigo simplemente instintos, secuencias de comportamiento genéticos que le permiten sobrevivir. El bebé satisface su primera necesidad, de alimentación, a través de la boca y el contacto con el pecho materno. Está acción es en principio con fines de autoconservación; pero debido al contacto pecho-boca se produce una satisfacción producida por la alimentación y a la erogenización del epitelio bucal. La acción de mamar ahora se convierte en el chupeteo donde la acción se deslinda de la nutrición y busca la plena satisfacción, mediante un circuito de autoerotismo. La búsqueda de satisfacción se regirá hasta el fin de nuestros días.

El individuo nace en un medio cultural del que no podrá escapar; dicho medio (cultura) le impondrá normas para velar por la seguridad del sujeto y su adaptación a una naturaleza despiadada, pero este tendrá que sacrificar algunas satisfacciones plenas a cambio de esa seguridad.

Fase Sádico Anal:

La limpieza, el orden y la belleza, claros productos culturales aunque aún no comprendidos del todo, incidirán en la vida del sujeto de aquí en adelante. Es en este sentido que la madre en el acto de limpiar al niño de las respectivas necesidades que produce, erogenizará la zona anal; con la que el sujeto buscará satisfacción autoerótica mediante la expulsión y retención de heces.

Se observa que el Yo está constituido y que, también, existe un Mundo Externo productor de placer y displacer. 

El niño comprende este M.E. y la existencia de los objetos presentes en él. También existe un afán de dominio hacia el mundo exterior, apreciable en la aparición de los pares opuestos: sadismo-masoquismo y exhibición-contemplación (el niño destruye, manipula objetos y observa a los objetos: personas). 

Esta fase es crucial en relación a la intervención de la cultura, esta impone ciertas reglas de conducta frente a algunos sucesos.

Fase Fálica:

En un principio llamada fase genital, pero que Freud entiende no puede ser así debido a que el niño (hombre y mujer) no comprende la existencia, todavía, de dos genitales específicos; sino al contrario de sólo uno: el genital masculino. Este hecho produce toda la configuración de esta fase.

El objeto pulsional es el falo. Las zonas genitales se erogenizan vía limpieza, contacto con el aire, ropa, masturbación, y otros. El niño es víctima de la influencia de la seducción (que trata al niño como un objeto sexual), efectúa su primera elección de objeto basada en una corriente sensual.

A pesar del empeño e interés del niño, este nunca comprenderá (hasta la pubertad) el funcionamiento de las zonas genitales de ambos sexos.

Un hecho cultural importante, tal vez el más universal y fundamental de la sociedad humana, es el del Tabú del Incesto. El varón tiene el temor de ser castrado por el padre debido a su deseo sexual hacia la madre, esto lo obligará a dejar de desear a la madre y se introducirá en el período de latencia. En la mujer la salida del complejo de Edipo es mucho más complicada y tardía.

El complejo de edipo y la represión impuesta, por necesidades culturales, tendrá un factor decisivo en esta fase, dando lugar al ingreso al período de latencia.

Período de Latencia: 

Se conoce este período por ser de "relativa" suspensión en la investigación sexual infantil. Sucede, así, un período de amnesia infantil en la que se "olvida" la vida sexual antes realizada debido a la represión ya existente. La sublimación (modificación de la meta pulsional original por otra) es el destino más importante en esta fase. A pesar de ello el individuo tendrá rupturas en este período que lo llevarán a un retorno de la masturbación infantil.
         
La sexualidad volverá aparecer, después de una metamorfosis, en la pubertad; etapa donde se creía que la sexualidad recién aparecía y se denominaba normal.

Fase Genital:

En esta, se producen crecimiento de los genitales externos y desarrollo de los genitales internos. Las zonas erógenas predominantes en las anteriores fases producen ahora un placer previo que conlleva a una acumulación de placer e incremento de la tensión suficiente para llevar a cabo el acto sexual, obteniéndose así un placer final con la descarga de los productos genésicos, mucho mayor en satisfacción al placer previo.

Las pulsiones parciales y las zonas erógenas se ponen al servicio de un nuevo fin: la reproducción. La libido "amortiguada" hará escoger un nuevo objeto sexual que, por la barrera del incesto, se encontrará fuera del triángulo familiar: padre-madre-niño. 

Se tenderá a buscar al nuevo objeto sexual según las características del ser amado en la fase fálica. Para ello, el individuo empleará nuevamente una corriente sensual para aproximarse al nuevo objeto, como lo hizo en un principio. Este vínculo entre el primer y segundo hallazgo de objeto es esencial en la vida futura del sujeto por la elección de objeto.
         
No olvidemos que la cultura influye, también, en la búsqueda del objeto sexual: impide el aproximamiento al primero mediante el complejo de edipo y la barrera del incesto, y al segundo especificando inhibiciones autoritativas para elegir un objeto del sexo opuesto y cualquier satisfacción extragenital prohibida como perversión.


HAVELOCK ELLIS

“El sexo se halla en la raíz de la vida”


Planteó asuntos tales como una ferviente defensa de la masturbación, aludiendo a que ella se expresaba en ambos sexos, que era frecuente, y no necesariamente perjudicial; sobre la homosexualidad y la heterosexualidad argumentando que ambas eran condiciones complementarias y no forzosamente opuestas; acerca de la existencia del deseo sexual en las mujeres igualándolo al de los hombres, y afirmando que las mujeres que desean no son ninfómanas, sino normales y bien estructuradas psíquicamente. Y, sobre todo, y lo más controversial para la época abogó por una educación sexual en los primeros años escolares.

En el volumen titulado Sexual Inversión -el primer libro médico en inglés que abordó la homosexualidad- basándose en ochenta casos, cuestionó el considerar la homosexualidad como una enfermedad, una inmoralidad o un “crimen”. En estos estudios y, también en otros, se ocupó de temas semejantes: Hombre y Mujer: Un estudio de Características sexuales Secundarias y Terciarias (1894) (revisado en 1929), Analisis del Impulso Sexual, Amor y Dolor, El impulso Sexual en la Mujer (1903), Los Derechos Sexuales de la Mujer (1918), entre otros. Ellis por esta vía fue construyendo una terminología muy amplia y útil, concediendo capital importancia a los conceptos “autoerotismo” y “narcisismo”.

Para él, los sexos no podía ser entendido el uno sin el otro, y postulaba que ambos sexos estaban interrelacionados; habiendo complementariedad y exclusiones entre ambos, para él si bien existía un sexo masculino y otro femenino, esto no ocurría solo desde un punto de vista biológico o psicológico. El postulaba una diferencia que no era biológica, sino que iba mas allá, rompiendo la dicotomía biología y psicología para crear una tercera categoría que, a su vez, modificaba las otras dos. Este tercer carácter era la interacción entre ambos sexos; la dependencia que tienen los hombres de las mujeres y viceversa.

Si bien su obra estuvo restringida para uso de los médicos hasta 1935, muchos estudios, controversias e investigaciones surgieron a partir de sus estudios, influyendo en la mayoría de los científicos de la época, y un gran porcentaje de sus conceptos fueron evolucionando a partir de sus escritos. Por ejemplo, el fetichismo (que en Ellis era la seducción a través de palabras, gestos o conductas, que son fetiches) al ser tomado por Freud, cobra otro significado, o el concepto mismo de autismo surgido a partir de la noción de autoerotismo creada por Ellis.

ERIK ERIKSON


La teoría del desarrollo psicosocial fue ideada por Erik Erikson a partir de la reinterpretación de las fases psicosexuales desarrolladas por Freud en las cuales subrayó los aspectos sociales de cada una de ellas en cuatro facetas principales:

  • Enfatizó la comprensión del ‘yo’ como una fuerza intensa, como una capacidad organizadora de la persona, capaz de reconciliar las fuerzas sintónicas y distónicas, así como de resolver las crisis derivadas del contexto genético, cultural e histórico de cada persona.
  • Puso en relieve las etapas de desarrollo psicosexual de Freud, integrando la dimensión social y el desarrollo psicosocial. 
  • Propuso el concepto de desarrollo de la personalidad desde la infancia a la vejez.
  • Investigó acerca del impacto de la cultura, de la sociedad y de la historia en el desarrollo de la personalidad.



ERICH FROMM



¿Qué es el amor erótico, de pareja, según Fromm?

El amor de pareja es el anhelo de fusionarse completamente con el ser amado, de unirse físicamente y emocionalmente con una única otra persona. Según Erich Fromm esta es la forma más engañosa del amor que existe, se confunde fácilmente con la experiencia de enamorarse o amar, pero no lo es. Es simplemente el acto de superar este aislamiento de cada ser humano mediante el contacto físico sexual.

De nuevo, ¿cuántas veces hemos sabido de amigos que nos dicen que no se llevan bien con su pareja pero tienen una excelente "cama"? Solo parecen íntimos cuando están en la cama o cuando dan rienda suelta a su odio y a su rabia recíprocas (de ahí el dicho "Del amor al odio hay solo un paso"). El deseo sexual no viene ligado al enamoramiento o el amor, puede estar disociado, ser mucho más brutal y hasta agresivo en sí mismo. Podemos tener amor erótico estimulados por la soledad, el miedo, la angustia o el odio.

Lo nuevo que aporta Fromm al respecto del amor erótico, es que lo ve como un amor voluntario y elegido libremente . No es lo mismo que el amor victoriano donde terceros elegían las parejas según intereses económicos o de grupo y se esperaba que se amaran mutuamente los contrayentes, con el tiempo.

El factor más importante del amor erótico es el de la voluntad. Es una decisión, una promesa. Si el amor fuera solo un sentimiento sin control, no existirían bases para la promesa de amarse eternamente.

PIAGET



Jean Piaget nació en 1896. Fue un biólogo que comenzó su carrera estudiando los moluscos. Luego comenzó a estudiar el desarrollo infantil y lo hizo a través de la observación de niños de diferentes edades. También hablaba con ellos y los escuchaba mientras escribía sus hipótesis y finalmente su teoría, basada en lo que el definió las cuatro etapas del desarrollo infantil. Murió en 1980 a la edad de ochenta y cuatro años. Su teoría y conclusiones de como los niños se desarrollan han guiado a muchos psicólogos y maestros para entender mejor la mente infantil. Se baso en la maduración de los niños y su capacidad de entender el mundo que los rodea para llegar a sus conclusiones. Sus investigaciones se centraron únicamente en lo que observo cuando miraba jugar a los niños y conversaba con ellos y escuchaba sus respuestas. Piaget estableció cuatro etapas del desarrollo infantil donde el niño modifica el entendimiento de acuerdo a su edad; estas etapas fueron: Sensorial, Preoperacional, de operación concreta y formal operacional.


Etapa sensorial:

Etapa comprendida desde el nacimiento hasta los 2 años de edad, en este periodo el niño distingue su cuerpo de los demás objetos de su alrededor. Reconoce que se puede mover y jugar y conscientemente empuja o jala objetos o cuerdas y también a una edad muy temprana puede mover un juguetito en sus manos y hacer ruido con el mismo. Les gusta jugar con sus padres cuanto estos desaparecen y aparecen.


Etapa preoperacional:

Etapa que va desde los 2 años hasta los 7 años de edad, empiezan a utilizar el lenguaje para darle nombre a las cosas y personas. En esta etapa su pensamiento todavía es individualista y se les hace difícil entender la opinión de sus padres, hermanos y amigos cuando juegan con ellos. Hacen grupos de objetos con características similares.

Etapa de operación concreta: 

Va desde los 7 a los 11 años, su pensamiento es más lógico cuando observa personas, animales o cosas. Ya debe distinguir las proporciones de la masa en dos porciones. A los 9 años debe aprender el concepto de peso, distinguir cual objeto pesa más que otro.

Etapa formal operacional:

Etapa comprendida entre los 11 años en adelante. Cuando comienza esta etapa los niños ya tiene la lógica desarrollada; pueden explicar la palabra “creatividad”. Cran opiniones acerca de ellos mismos. Se hacen consientes de sus problemas y de los problemas de los demás; empieza una preocupación por el futuro y por otras cuestiones de las cuales no se habían ocupado antes.


Carla Alejandre Villaobos    2º Bachillerato B

No hay comentarios:

Publicar un comentario