martes, 14 de abril de 2015

EL APRENDIZAJE.

Cuestiones previas.


1.- ¿ Qué es para ti aprender?


Aprender engloba un conjunto de actividades muy diversas orientadas al desarrollo o aumento del conocimiento sobre alguna cuestión, ya sea una materia, una situación concreta, una manera de actuar... Este conocimiento será adquirido por medio de la experiencia, la práctica o el estudio.

2.- ¿Recuerdas a tu primer maestro/a?. ¿Cómo te enseñaba?


Sí, la recuerdo. Era mi maestra en el colegio de párvulo. Me enseñaba de manera muy distinta a como lo hacen hoy en el instituto. Ella nos ponía ejercicios sobre todo de practicar, sencillos, aumentando poco a poco el nivel de dificultad y muchos de estos se realizaban en conjunto con los demás niños de la clase, en grupo. Había mucho diálogo entre la maestra y nosotros, los alumnos y un ambiente risueño y cariñoso, es decir, la profesora nos conocía muy bien a cada uno, era una clase como más individualizada y mucho más guiada: doña Pepita era nuestra madre de nueve a dos.

3.- ¿Cómo has sido como alumn@?


Yo diría que he sido una buena alumna, un poco pesada a veces con mis porqués, pero es una buena manía que tengo. Cuando era más pequeña, lo cierto es que me esforzaba más que ahora, aunque ello no se refleje en mis notas. No recuerdo que me costase mucho hacer los ejercicios que nos mandaban y me gustaban muchas asignaturas, en parte por la curiosidad que me suscitaban. Ahora, en cambio, aunque mis inquietudes perduren, me cuesta mucho ponerme con las asignaturas, sobre todo a la hora de estudiar, pierdo mucho el tiempo y lo suelo dejar todo para el final. No obstante, hay algo que vengo haciendo desde siempre, una de las pocas cosas de las que me enorgullezco, y es que a todo tengo que buscarle su sentido, es decir, no puedo estudiar algo que no comprendo o de lo cual desconozco su función real o su aplicación, etc. Lo cierto es que me ayuda mucho.

4.- Haz una lista de aquellas cosas que aprendiste y que no se te han olvidado. ¿Por qué crees que ha sucedido esto?


Cosas importantes que aprendí y no se me han olvidado son, por ejemplo: leer, escribir, sumar, restar, multiplicar, dividir, redactar, tocar el violín y conocimientos básicos de las diferentes asignaturas que he estudiado a lo largo de estos años en el colegio y el instituto.

Hay ciertas cosas que no se olvidan, supongo que porque se practican a diario o a menudo y porque el proceso de aprendizaje ha sido largo e intenso, principalmente. Pero luego existen otros factores por los cuales se recuerdan cosas no tan esenciales como las que he nombrado, sino cosas más concretas o más específicas. Estos factores pueden ser, a mi parecer, muy variados, desde una anécdota contada por el profesor hasta una neurona realmente despierta aquel día...

5.- ¿ Cómo te gusta que los profesores "den" las clases?


Los mejores profesores, para mí, son aquellos que consiguen que el alumno, cuando sale de clase, haya retenido, por lo menos, lo básico de toda la teoría que ellos hayan explicado o impartido ese día, esto es, que enseñen de verdad, no que se limiten a dar folios y a leer.
Esto, a mi parecer, se logra haciendo la clase interactiva, es decir, estimulando a los estudiantes a participar, a hablar en clase y a que den pie a sus propias reflexiones e ideas con ejercicios también de comprensión y análisis, en los que no solo cuente la "teoría", sino también el propio pensamiento de uno; que nos "estrujemos el cerebro" de vez en cuando no viene mal.
Así pues, cualquier profesor que sepa captar la atención de sus alumnos, que les hable con viveza, con entusiasmo por lo que explican, interactuando con ellos, que aplique nuevos métodos, que no solo piense en dar todos los temas, sino en que los alumnos verdaderamente entiendan esencial..., será un  buen profesor.
En definitiva, para mí, toda persona decidida que ame lo que enseña o a quienes enseña y consiga transmitirlo, no podrá hacerlo mal.

6.- ¿ Qué es lo que no te gusta de cómo los profesores "dan" las clases?


Ya se puede leer entre líneas la respuesta a esta pregunta en el apartado anterior, no obstante, ahora lo expresaré con más claridad.

Lo que no me gusta en los profesores es que se desentiendan de sus alumnos; que transmitan en sus clases su propio sentimiento de aburrimiento o de indiferencia, porque eso nos hace sentirnos aburridos e indiferentes con respecto a esa asignatura; que no les guste lo que enseñan, porque igual harán que no nos guste a nosotros; que no se esfuercen por introducir nuevos métodos de enseñanza que le lleven a él más tiempo, pero que sean más beneficiosos para los estudiantes; que  no se preparen las clases y digan lo primero que se les viene a la cabeza; que le den excesiva importancia a la teoría y no a la reflexión y a la verdadera comprensión...

7.- ¿Qué es para ti la educación?


La educación, según yo lo veo, es el proceso llevado a cabo tanto en casa como en los institutos o colegios docentes, por el cual los niños y los jóvenes se forman y asumen sus propios valores, es decir, es el paso (largo) que nos lleva de ser heterónomos o dependientes de otros, a autónomos, capaces de valernos por nosotros mismos.

De ello, son responsables, tanto los padres, como los maestros.

Carla Alejandre Villalobos 2º Bachillerato B

1 comentario: